Palabras…

 

Por aquí pasamos todos, por aquí comenzamos todos, así de pequeños y vulnerables, amados, esperados.
Así tan pequeños comenzamos a generar ilusiones y sueños y nos preparan una vida, aunque ya desde este momento nuestros destinos están escritos.
De esta etapa no recordamos nada, todo está en lo más profundo de los recuerdos.
Lo que si agradezco cada vez que veo este inicio en el laboratorio o en el ultrasonido es tener la vida misma que Dios me dió, que estoy aqui porque fue Él quien permitió desde la unión del óvulo y espermatozoide de mis padres hasta el hecho de poder levantarme de mi cama y mantenerme sano y poder escribir esto.
Le doy gracias a Dios también por mis padres porque decidieron que mi vida siguiera dentro del vientre durante 9 meses y permitieron mi salida a este mundo a compartir con todos, con una misión que me llena de satisfacción, penas, noticias maravillosas y otras no, pero que tienen la resiliencia como eje y permite (Gracias a Dios) canalizar la vida en esta tierra.

Quedo corto con las palabras de gratitud a nuestro padre cada vez que veo esta imagen y pienso que estuve así de pequeño a merced de la voluntad de otros de si nacía o no, pero aquí estoy y mil veces gracias por el aliento de vida que aún hoy día me das mi Señor.

Bendecido día!

Autor: Dr. Jorge Briceño
Médico especialista en Fertilidad, ginecólogo – Obstetra,  preparado en el Centro Médico Docente La Trinidad de Caracas- Venezuela y en el North Western de Chicago-USA

Ayúdanos a extender la voz y compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
To Top